Loading...

jueves, 23 de febrero de 2012

Programa Golden5


Artículo escrito por Kenud Jensen, Frode Joseng y María José Lera (2007), en golden5.org, un proyecto que tenía como objetivo crear durante tres años (2004-2007) un programa educativo dirigido al profesorado que le ayudase a tener un ambiente más agradable y efectivo en el aula.

El artículo habla sobre la importancia de la relación entre familia y escuela, los niveles de cooperación y entendimiento, la implicación de madres y padres y las estrategias para mejorar esa relación.

Lo que más me ha llamado la atención de este artículo es que, cuando pensamos en la relación familia y escuela, todos tenemos a pensar en algo puramente teórico o, por decirlo de alguna manera en el otro sentido, abstracto. Pensamos que "por lógica" debe existir esa relación, que es algo bueno para el alumno, para las familias y para la escuela y que, por tanto, tiene sentido que en la educación todos vayan en la misma dirección. Sin embargo, creo que pocos pensamos que, además, pueda haber un marco legislativo que respalde esta relación y, de hecho, tal y como dice el artículo, lo hay.

Así mismo, cabe destacar los diez puntos que señala FUG (2005) de las razones por las que los padres no participan en la escuela:
  1. Algunos padres tienen niños pequeños y nadie que los atienda.
  2. Algunos padres tienen turnos de tarde y de noche.
  3. No se sienten bien en la escuela por su propia experiencia escolar.
  4. No asisten a las reuniones porque no lo consideran importante.
  5. Están estresados y tienen problemas.
  6. Se sienten fuera del círculo social y no se sienten seguros para ir a los encuentros escolares.
  7. Se sienten desconocedores del lenguaje y creen que no lo podrán entender.
  8. Se sienten incapaces y creen que los docentes sabrán cuál es la mejor forma para educar.
  9. Algunas personas creen que no les entenderán y que ellos no sabrán comunicarse.
  10. Creen que el tema de la escuela no les concierne a ellos sino exclusivamente a los enseñantes.
Estos puntos me llaman la atención porque la mayoría de las personas tendemos a pensar que los padres no acuden a las reuniones por falta de tiempo o ganas pero, como vemos, hay muchas más razones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada